Extracción de Biopolímeros en Barcelona

Comenzaremos por decir lo más importante, ¡los biopolímeros son sustancias peligrosas, que son prohibidas en muchos países, pero permitidas en otros! Básicamente, el biopolímero es una sustancia sintética, como la silicona líquida o algún derivado de la parafina, las cuales suelen usadas como relleno estético en algunas zonas del cuerpo, en los tratamientos de remodelación corporal e incluso facial.

En general, las zonas que suelen ser infiltradas con este tipo de sustancias nocivas y se ven casos frecuentes de biopolímeros en glúteos, biopolímeros en mamas y biopolímeros en labios, áreas en las cuales se producen efectos adversos y se debe proceder al retiro de biopolímeros.

Esta patología ha sido denominada como «Alogenosis iatrogénica», para hacer referencia a las complicaciones producidas por «Alogenosis», es decir por las sustancias alógenas (extrañas al organismo), que han sido introducidas por médicos «Iatrogénica» con fines estéticos, principalmente.   

Debido a ello, el retiro de biopolímeros en Barcelona es un tratamiento solicitado por pacientes que presentan los efectos de la colocación de esta sustancias nocivas, los cuales suelen presentar síntomas como infección, enrojecimiento de la zona, dolores muy intensos y agudos, hasta problemas y daños inmunológicos importantes.

En Kirurgio Medical Group aplicamos una técnica única en Europa, para la extracción  de biopolímeros en Barcelona, en aras de solucionar las complicaciones derivadas por el uso y abuso de los polímeros como rellenos corporales.

Se trata de una técnica reconstructiva, cuya finalidad es contrarrestar los efectos adversos que provoca el rechazo natural del cuerpo humano a esta sustancia extraña, no reabsorbible por el organismo y que requiere ser retirada por la vía quirúrgica. 

 

Nos pondremos en contacto contigo cuanto antes:

DATOS SOBRE LA CIRUGÍA

  • Anestesia: General
  • Duración: 120 minutos
  • Recuperación: 3-4 semanas


Biopolímeros: lo que debes saber

En primer lugar, hay que destacar que el principal peligro en el uso de los biopolímeros es que como son sustancias que no son absorbibles por el cuerpo, motivo por el cual se imposibilita que sean eliminadas totalmente del cuerpo. Hasta el momento, no existe un único tratamiento para la extracción de biopolímeros, sino que depende del criterio de cada especialista y/o cirujano.

Debido a ello, miles de médicos en todo el mundo, alertan sobre los riesgos del uso de biopolímeros con fines estéticos, ya que la introducción de compuestos que no son compatibles con el cuerpo humano, suelen ser aplicadas por personas que no cuentan con las certificaciones médicas profesionales de la salud y que actúan en forma irresponsable.

Como hemos dicho, estas sustancias, principalmente siliconas, son usadas para dar volumen a alguna zona determinada del cuerpo e infiltradas mediante inyecciones,  generando una condición peligrosa para la salud, ya que el cuerpo al no poder reabsorberla reacciona en rechazo a ella.

Además de la silicona industrial, es común el uso de sustancias dentro de la familia de los biopolímeros, tales como: parafina, metacrilatos, diferentes tipos de aceites y mantecas. Estos provocan graves problemas de salud en los pacientes, muchas veces irreversibles.

Síntomas que producen los biopolímeros

Vale destacar que los síntomas por el uso biopolímeros en el cuerpo pueden ser diversos, ya que estas sustancias pueden producir en el organismo diferentes respuestas inmunológicas que pueden ir desde una simple molestia o un cambio leve de coloración de la piel, hasta dolores intensos, cambios irreversibles de coloración de la piel o síntomas inmunológicos importantes.

Más importante aún, se debe destacar que tales efectos adversos se pueden sentir desde el momento en que se infiltran, algunos días posteriores o incluso hasta 20 años después de haberse sido sometido a la remodelación corporal con biopolímeros.

Sin embargo, los principales síntomas suelen ser inflamación y dolor agudo en la zona en la que se infiltró la sustancia, motivo por el cual hay que aplicar la mejor técnica para retirar biopolímeros en Barcelona, diseñada y aplicada con éxito por el equipo de Kirurgio Medical Group.

Otros signos comunes, además de la inflamación y dolor, son las irregularidades en la piel, apareciendo edemas, eritemas, cicatrices queloideas, hiper o hipopigmentaciones, ulceraciones, endurecimiento, necrosis y fístulas, en raros casos, en los que la sustancia sale con un aspecto de crema dental.

Estas ulceraciones tardan meses o años en sanar; pero generalmente, se curan con el tiempo. Esta alogenosis iatrogénica conlleva, además de las complicaciones físicas, problemas psicológicos y de autoestima, eso sin mencionar que altera la calidad de vida de los pacientes afectados.

Finalmente, se debe destacar que la colocación de biopolímeros al entrar en contacto con el torrente sanguíneo, puede producir problemas graves de salud como embolias pulmonares, generando el fallecimiento del paciente. De allí, que el paciente siempre debe estar en manos del equipo médico más calificado para eliminar los biopolímeros.

Candidatos a la extracción de biopolímeros

En general, el tratamiento para retirar biopolímeros es recomendado para los  pacientes que presenten síntomas tales como inflamación, fiebre, ardor,  enrojecimiento de la zona inyectada, problemas inmunológicos y/o complicaciones frecuentes que afectan su salud.  

Para ejecutar la extracción de biopolímeros en Barcelona, se requiere que el profesional cuente con la debida formación académica y experiencia en este tipo de tratamientos, preferiblemente si es especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Además, se recomienda que el paciente consulte casos, opiniones y referencias del equipo médico,  observe las fotografías del antes y el después, con la finalidad de tener una idea de cómo trabaja el profesional, constatando que sus cirugías cuentan con las expectativas de la mayoría de los pacientes.

biopolimeros-labios-kirurgio

Primera cita para retirar los biopolímeros ¿cómo es?

Como hemos dicho, si el paciente presenta molestias, como inflamación, enrojecimiento o cualquier otro tipo de complicación, debe acudir de manera inmediata al especialista certificado para evaluar y planificar el retiro de los biopolímeros.

En este encuentro, mediante un examen físico, el médico evaluará la gravedad según sea cada caso y de acuerdo con el área del cuerpo desde dónde habría que extraer la sustancia. Además de esta valoración, el médico revisará el historial clínico y hará un registro fotográfico, el cual darán una referencia de la gravedad de la lesión y será el reflejo del antes y el después de la extracción de biopolímeros.

En general,  fundamental realizar el examen directo, ya que arrojará qué tipo de cirugía se necesita. Para ello, el especialista realizará palpar los tejidos y evaluar la mejoría parcial o total de la extracción de estos biopolímeros.

En esta primera consulta, el cirujano debe ser realista con respecto a los resultados que se obtendrán, ya que en muchos casos, la gravedad de la lesión es mucha, lo que provoca deformidades, mucho daño en los tejidos e incluso hundimiento de las zonas afectadas al extraer la sustancia.

 

Extracción biopolímeros: ¿cómo se realiza?

Como señalamos anteriormente, la mayoría de los casos de extracción de biopolímeros es para la eliminación de las sustancias sintéticas que han sido inyectadas en zonas como glúteos, labios, mamas, bicepts o en cualquier otra zona del cuerpo.

En ese sentido, la eliminación de biopolímeros permitirá extraer la sustancia del tejido afectado, en la cual procederá en forma individual y con mucho cuidado. En sí, el objetivo es extraer la máxima cantidad biopolímeros, y en casos de que se imposibilite retirarlo del todo, por lo menos evitar que migren hacia otros tejidos.

Es preciso señalar que el retiro de los biopolímeros es una cirugía reconstructiva muy complicada, con una duración aproximada de dos horas, para la cual se necesitan equipos muy sofisticados y de un cirujano y equipo médico con gran experiencia en este campo, como es el caso de Kirurgio Medical Group en Barcelona.

En general, consiste en un tratamiento integral que incluye un componente médico y otro quirúrgico; es decir, incluye la ingesta de medicamentos que controlen la respuesta inflamatoria del cuerpo, utilizado en la fase inicial del tratamiento. En tanto, el tratamiento quirúrgico consistirá en la extracción física del material extraño del cuerpo, mediante uso del bisturí o por lipoaspiración de estas sustancias, con el único fin de disminuir y controlar los efectos secundarios de los biopolímeros.

Aun cuando cada cirujano tiene su propia técnica para el retiro de los biopolímeros; por lo general, la más común es que después de realizar los análisis preoperatorios, se proceda con una cirugía abierta con anestesia general, mediante la cual se extrae la sustancia sintética, mejorando la flacidez y aspecto de la zona, cerrando la incisión de forma tal que la cicatriz quede oculta.   

Ahora bien, existen diversas técnicas para la extracción de biopolímeros, de acuerdo a la zona abordada. Siendo estas:

  • Biopolímeros en glúteos: En el caso de las nalgas, el especialista hará una cirugía abierta para retirar todo el biopolímero sin dejar cicatriz, ya que esta será casi imperceptible al ser situada en el pliegue inter-glúteo. Con esta técnica, evitar el uso de cánulas, las cuale suelen crear túneles por donde migra el polímero hacia otras zonas. 
  • Biopolímero en labios y mamas: En el caso de otras zonas, como labios o mamas, el especialista hará pequeñas incisiones abiertas, que en la mayoría de los casos quedan invisibles o escondidas, gracias a un moderno equipo de ultrasonido de alta potencia, el cual permite extraer los biopolímeros derritiéndolos. En este caso, las incisiones también son casi imperceptibles.

Cuidados pre-operatorios de la extracción de biopolímeros

En general, existen unos cuidados pre-operatorios que son fundamentales para una extracción de los biopolímeros en forma eficaz, entre ellos: 

  • Eliminar el consumo de alcohol y cigarros durante 15 días antes y después de la cirugía, con el objetivo de mejorar la oxigenación y la cicatrización respectiva.
  • Suspender el consumo de algunos medicamentos regulares, tales como la aspirina, omega 3 o sustancia homeopática. (Consultar siempre al médico si consume algún tipo de medicamento por problemas de salud)
  • Hacerse exámenes preoperatorios en ayuna y con tiempo
  • Planificar en forma adecuada la cirugía con su especialista.
  • Dormir y descansar bien los días previos a la cirugía, e ir acompañado a la intervención.

 

 

Beneficios de la extracción de biopolímeros

Además, de eliminar los efectos adversos de la aplicación de estas sustancias nocivas, destacaremos los principales beneficios de la extracción de biopolimeros, entre ellos:

  • Obtención de resultados óptimos y naturales.
  • Obtención de una piel más firme en la zona de la extracción.
  • Sensación de alivio de la zona afectada, al eliminar las molestias, hinchazón y síntomas en la zona tratada.
  • Mejora del sistema inmunológico tras eliminar el biopolímero del cuerpo

 

Cuidados post-operatorios tras retirar biopolímeros

Básicamente, los cuidados y recuperación después de una extracción de polímeros, dependerá la zona tratada y la gravedad del caso. Sin embargo, en cualquier circunstancia, la operación se realizará con anestesia general y el paciente deberá quedar un día internado en la clínica, como mínimo.

En este sentido, después de la intervención, el paciente debe guardar reposo absoluto durante entre 5 a 15 días, según las indicaciones del médico tratante.  En general, se recomiendan acudir a la consulta médica transcurridas las  48 horas post-operatorias, para la revisión médica de rigor y que debe hacerse una vez por semana, hasta retirar los drenajes, suturas y el médico de el alta del paciente.

En la mayoría de los casos, el  paciente retorna a su rutina normal a partir de los 15 días, según indicaciones médicas. Sin embargo, el período de recuperación total de la zona afectada será de aproximadamente 1 mes, según sea la gravedad y tipo de intervención en cada caso.

Por otro lado, entre los cuidados postoperatorios tras la eliminación biopolímeros, es esencial que el paciente acuda a sus sesiones de masajes y controles postoperatorios; así como evitar la exposición a los rayos UV y el respectivo uso de una faja, dependiendo del tipo de cirugía.

Los síntomas generales más comunes son: dolor, fiebre, decaimiento, dolores articulares, somnolencia, malestar general y depresión.

#SiTeQuieresNoTeInyectes #NoBiopolimeros