EXTRACCIÓN DE BOLAS DE BICHAT

DATOS SOBRE LA CIRUGÍA

  • Anestesia: Local
  • Duración: 30 a 60 minutos
  • Recuperación: 7-10 días

GENERALIDADES

Las bolas de Bichat son cúmulos de grasa en las mejillas que no tienen una función específica, y su extracción mediante una cirugía llamada bichectomía, se consigue afinar y estilizar el rostro.

Está indicada en personas delgadas, de cualquier sexo, que tienen un aspecto redondeado y poco definido del rostro, sin se deba a aumento de peso. También para aquellas personas que deseen tener el rostro más estilizado y anguloso, ya que se consigue dar un aspecto más delgado a la cara, porque con el hundimiento de la mejilla se acentúan más los pómulos.

CONSULTA

La consulta siempre se realiza con el cirujano plástico que realizará tu procedimiento. Aquí, mostraras qué es lo que quieres cambiar en tu rostro. El cirujano tomará fotos para tu historial médico y te examinará. Luego el especialista te comentará la técnica quirúrgica y discutirá contigo lo que puedes esperar de resultado, período de recuperación y los riesgos y complicaciones.

PROCEDIMIENTO

Es una cirugía menor, que se realiza con pequeños cortes en la parte interna de las mejillas, y desde los que se extraen las “bolas de Bichat”. Es una intervención de baja complejidad, que tiene una duración de 40 minutos aproximadamente.

CUIDADOS POSTERIORES Y RECUPERACIÓN

Es necesario tomar ciertas previsiones ya que las heridas en la cavidad bucal tienden a infectarse. Por lo que se recomienda:

  • Mantener el vendaje compresivo por 12 horas para disminuir la inflamación.
  • Evitar escupir, soplar y silbar durante los primeros días del postoperatorio. Esencialmente, no realizar ninguna actividad que genere tensión en el área de las mejillas.
  • Tener una limpieza bucal estricta. Imprescindible para disminuir el riesgo de infección.
  • Aplicar compresas frías en las mejillas durante 10 – 15 minutos cada 6 horas.
  • Dormir boca arriba los primeros días para no presionar las heridas.
  • No realizar actividades físicas exigentes durante las primeras 2 semanas.
  • Limitar la exposición solar.
  • Cumplir con el tratamiento recetado por el médico.

Otros cuidados tienen que ver con la dieta, conformada por alimentos líquidos y blandos, de fácil masticación.

RESULTADOS

Es común que la zona se mantenga inflamada algunos días después y disminuya lentamente. La recuperación puede durar hasta 14 días. No obstante, los resultados definitivos se aprecian entre los 3 y 6 meses después de la intervención.

FUMADORAS

Las pacientes fumadoras tienen un mayor riesgo de complicaciones, como pérdida de piel y problemas de cicatrización de heridas. Es más, fumar puede tener un efecto negativo sobre la anestesia, lo que a su vez puede conducir a un mayor riesgo de hemorragia. Es importante no fumar durante al menos 2 semanas antes de la operación y mantenerlo así durante todo el proceso de recuperación.

RIESGOS Y COMPLICACIONES

La mayoría de estos riesgos se asocian a pocos cuidados postoperatorios y mala praxis médica. Por ello, es crucial tanto seguir las indicaciones del especialista para tener una recuperación adecuado como asegurarse de contar con la asesoría de un profesional especializado en el campo de la cirugía estética.