TRATAMIENTO DE LAS OJERAS

Las bolsas y las ojeras envejecen nuestra mirada y nos dan un aspecto de fatiga, y representan una de las mayores preocupaciones estéticas en la cara.

Con el paso del tiempo la piel pierde elasticidad y firmeza, y se torna flácida con la posterior aparición de arrugas.

Con infiltraciones de ácido hialurónico se consigue mejorar notablemente la hidratación de las capas de la piel en esta zona de la cara, tanto superficiales como las profundas, dando más volumen y tersura, haciendo que la cuenca del ojo no esté tan pronunciada y sean menos visibles los vasos sanguíneos

Es un método poco invasivo y escasos efectos adversos, como un pequeño hematoma o enrojecimiento, que desaparece en un par de días.

Aunque el tratamiento de ácido hialurónico para ojeras y bolsas no es permanente ni definitivo sus efectos se pueden mantener durante 6-12 meses.